21 de febrero de 2017
Chile

Los laicos en Chile son la fuerza más viva de la Iglesia

Visita ad Limina de los obispos de Chile

Durante su visita ad limina al Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida los obispos chilenos hablaron de los problemas que su país ha de afrontar debido a una cultura secular que gana cada vez más terreno. A pesar de ello, según todas las encuestas y estadísticas, el deseo de la familia sigue siendo una de las principales aspiraciones de todos los jóvenes.

Sociológicamente – dijeron los obispos – Chile es un país muy diferente respecto a otros países de América Latina, debido a un agnosticismo generalizado y a un nivel de educación muy similar al de las naciones europeas. Esto es debido en gran parte a que muchos de los líderes políticos actuales han sido formados en el extranjero durante los difíciles años de la dictadura.

 

Ante los desafíos del mundo contemporáneo, la Iglesia chilena no se resigna y trabaja incansablemente en la promoción de los valores cristianos y en la formación de los más jóvenes. Esta labor es llevada a cabo principalmente, según afirmó el cardenal Ezzati, por los laicos, ya que, en muchas ocasiones, son ellos los que se encargan de las catequesis, la educación y las obras de caridad en las parroquias. De igual manera, los laicos cristianos chilenos han hecho oír su voz en los debates sobre ciertos proyectos de ley.
Por esta razón, Mons. Bastres Florence, Obispo de Punta Arenas, dijo, en la entrevista que publicamos, lo siguiente: “Los laicos en Chile son la fuerza más viva de la Iglesia. Son ellos los que llevan a cabo todo el proceso de la nueva evangelización”.

Durante la reunión, tanto el cardenal Farrell como los obispos chilenos subrayaron la importancia de los jóvenes “futuro y presente de la Iglesia”. La diócesis de Santiago, con motivo del sínodo que será celebrado en Roma, está preparando un sínodo diocesano dedicado a los jóvenes.

 

 

 

 

 

 

Ad Limina Visit Chile