25 de marzo de 2018
Dicasterio

La vida, “don maravilloso” que hay que anunciar dentro y fuera de la Iglesia

La primera entrevista concedida por la Subsecretaria de la Sección Vida, Gabriella Gambino: "Generar en un horizonte de libertad y responsabilidad, conscientes del valor inviolable de cada vida humana"

“Me parece urgente trabajar, sobre todo en la Iglesia, para que no sólo se logre formar a las mujeres en bioética, sino también para que se las sensibilice sobre los desafíos que deben reconocer en relación con su cuerpo, su sexualidad, su maternidad y el valor de la vida, y para que puedan ser acompañadas a la hora de tomar decisiones que tienen importantes repercusiones éticas en su vida”.

Esta fue una declaración, en una densa entrevista, concedida al portal Aleteia de la subsecretaria de la sección Vida del Dicasterio,  Gabriella Gambino.

“La formación de sacerdotes, agentes pastorales, educadores y padres -continúa- es urgente. Las mujeres deben recobrar la conciencia de que son las verdaderas guardianas de la vida humana y no han de tener miedo de su maternidad. En el fondo, como leí en un hermoso libro sobre María, el hombre y la mujer son aquellos sin cuya valentía ni siquiera Dios podría tener hijos. La capacidad y la alegría de generar en un horizonte de libertad y responsabilidad, conscientes del valor inviolable de toda vida humana, es el don maravilloso que Dios nos ha hecho. Y ya es hora -concluye- de que comencemos a anunciar esta alegría dentro y fuera de la Iglesia”.