18 de junio de 2019
Visita ad limina

Indonesia. Participación significativa de los laicos católicos en la vida pública

La Iglesia Católica, con sus 8 millones de fieles, representa una realidad muy minoritaria en Indonesia, si se compara con el 87% de los musulmanes presentes en el país. Este alto porcentaje la convierte en el país musulmán más grande del mundo.

Dicho esto, Indonesia es, sin embargo, un país tradicionalmente pluralista a nivel religioso y cultural, aunque, en los últimos años, varios movimientos fundamentalistas han intentado arrastrar el país a la deriva con sangrientos ataques de trasfondo religioso.

La Iglesia de Dios que peregrina en este escenario es una comunidad pequeña, pero dinámica, creativa y en crecimiento. Incluso en presencia de limitaciones que obstaculizan pretextualmente su desarrollo, su presencia es generalmente bien tolerada y su trabajo muy apreciado. Y, en este contexto, los obispos que pasaron por nuestro Dicasterio el pasado 14 de junio, en el marco de su visita ad limina, destacaron ante todo el generoso compromiso de los fieles laicos en la vida pública, fruto de lo que se ha invertido en la formación de una conciencia cívica, así como de una incesante actividad de sensibilización en materia social y política. Este trabajo ha llevado a varios católicos a ocupar altos cargos como alcaldes de grandes ciudades, parlamentarios y secretarios de los principales partidos políticos del país. Y, como prueba de la importancia para la pequeña Iglesia indonesia de la presencia de los fieles laicos en la arena pública, los pastores nos han dicho que continuemos asegurándonos de que estos líderes laicos sean acompañados de una manera selectiva, para que puedan iluminar el debate político desde dentro con la luz del Evangelio y ofrecer su testimonio cristiano fundamental para la gestión del bien común. Por lo que se refiere a la participación de los laicos en la vida interna de la Iglesia, los pastores han admitido que queda mucho por hacer para que los laicos se sientan verdaderamente corresponsables de la misión y de la vida de la Iglesia.

Los prelados también identificaron a los jóvenes como una prioridad para toda la Iglesia en Indonesia, una preocupación que atestigua el compromiso adquirido, desde 2012, de celebrar cada tres años una Jornada Nacional de la Juventud en una diócesis elegida del país. Este evento representa uno de los esfuerzos para asegurar que los jóvenes se conviertan en protagonistas de la proclamación de Cristo en la sociedad multicultural indonesia y en “agentes de cambio” para la justicia y la paz en su país. Los jóvenes devuelven esta confianza depositada en ellos con el dinamismo que les es propio y con un abundante florecimiento de vocaciones a la vida religiosa, hasta el punto de que hoy en día la Iglesia de Indonesia está en condiciones de “exportar” sacerdotes a aquellos países que se enfrentan a la crisis de vocaciones.

De los otros temas que han surgido, queremos señalar también el de los numerosos movimientos y asociaciones laicales, nacionales e internacionales, que los mismos obispos han definido como “indispensables” para el trabajo de evangelización. Trabajan sobre todo en el campo de la educación, la información, la catequesis, el acompañamiento de personas y familias, la asistencia a los necesitados. A través de su generoso servicio, la Iglesia en Indonesia puede llegar a los sectores más desfavorecidos de la población y construir eficazmente puentes para el diálogo interreligioso.

Ad Limina Visit - Episcopal Conference of Indonesia